10 razones por las que deberías enamorarte de un viajero

10 razones por las que deberías enamorarte de un viajero

¿Eres una persona que no puede quedarse en el mismo sitio demasiado tiempo y que siempre necesita explorar y conocer cosas nuevas? Entonces créeme si te digo que para tener una relación que dure en el tiempo deberías enamorarte de un viajero. 

Ahora te preguntarás “Bueno, ¡siempre puedo viajar sola!”, y estoy de acuerdo contigo. Es más, para mi es necesario viajar sola aunque tenga un traveler por novio.
A pesar de esto, no hay comparación entre tener un novio aventurero y un hogareño que no siente la necesidad de salir de su zona de confort.

Aquí te dejo 10 razones por las que deberías enamorarte de un viajero:

1. No pensará que estas loca cuando se dará cuenta de que pasas la mayoría de tu tiempo mirando vuelos.

2. Ni se le ocurre proponerte de ir a cenar en un restaurante pijo porque sabe que le dirás que no. Los 100 euros de la cena os los guardareis en la hucha para el siguiente viaje.

3. Cuando estáis de viaje no se pone celoso si empiezas a hablar con otro chico, porque el hará lo mismo y en muy poco tiempo estaréis rodeados de nuevos amigos.

4. Nunca os aburriréis juntos. Siempre tendréis algo de que hablar y soñareis juntos sobre los próximos viajes.

5. Cuando dirás “¡Quiero ir hasta el fin del mundo!”, el te contestará “¡Voy contigo! ¿Cuando nos vamos?”

6. Con él podrás ser tu misma porque te eligió siendo consciente de la chica sencilla que eres. Le dará igual si saldrás de casa sin maquillaje o si no te pintarás las uñas.

7. Si es un viajero extranjero vuestros hijos serán bilingue.

8. Exactamente igual que tu, no puede quedarse en su zona de confort y aunque solo sea para un fin de semana, querrá irse de viaje y vivir nuevas aventuras.

9. El riesgo de que vuestra relación se convierta en monotona es muy bajo.

10. No tendrá ganas de engañarte porque estaréis demasiado ocupados en vivir vuestras vidas viajando por el mundo.
Muchas veces la gente engaña por aburrimiento o por falta de amor, pero no te preocupes: ¡es imposible no amar a una viajera-vagabunda!

Así que te recomiendo, mi querida compañera viajera, antes de enamorarte asegúrate de que tu mitad posea el gen de la dopamina D4: el maravillo y emocionante gen del viaje.

¡Buena suerte a todas!

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
FACEBOOK
FACEBOOK
LINKEDIN
INSTAGRAM